S T E V E - J O B S

En la memoria de las nuevas generaciones el genio de Apple, Steve Jobs, siempre permenecerá vistiendo el mismo atuendo: un jersey negro con cuello de tortuga St. Croix, vaqueros Levi´s 501 y zapatos deportivos blancos New Balance 991. Pero ¿por qué el multimillonario Jobs nunca cambiaba su estilo casual?

Creyó que la idea de tener su propio uniforme podría convertirse en su sello personal.

 

Llevar siempre la misma ropa, diferentes prendas, aunque el mismo modelo,

obviamente no todos los días justo la misma, tiene todo el sentido del mundo.

Es cuestión de organización y comodidad.

 

Tan simple como que cuantas menos decisiones tengas que tomar en tu día a día, más productivo eres. Llegar a lo esencial.

 

Es minimalismo. Ten en cuenta que minimalismo no es tener menos cosas, el minimalismo se define por eliminar todo lo innecesario para centrarse en lo que de verdad importa. ¿Decidir cada mañana qué ponerse? Eso no es "verdaderamente importante", es algo que se puede eliminar.

 

Tomar decisiones requiere de tiempo, si todos los días vas vestido igual... ¿qué hay de malo? 

 

Luego se dio cuenta de la utilidad que esto tenía en su día a día. Ahorras tiempo, ahorras dinero, ahorras preocupaciones. Vestir siempre igual es más inteligente de lo que parece.

 

Steve Jobs hizo, posiblemente, el discurso más inspirador que circula por Youtube, y uno de los más vistos. Las palabras del cofundador de Apple ante los alumnos la universidad de Stanford en 2005.

 

El resumen sería: 'Encontrad lo que amáis'.

 

@organitzart

 El orden que cambia tu vida

Escribir comentario

Comentarios: 0