Sin miedo...

 

Cosquilleo en el estómago, magia en tu cuerpo, ya no pensabas en volver a sentir algo así. La vida de nuevo te regala tal fascinante sensación que te lidera, asombrando a tu mente, y atónita a este nuevo acontecer.

 

Revolotean las palabras entre tus pensamientos, qué difícil poner en orden este alocado devenir. Pero tu serena, excitada y divertida sabes que vas a lograr tu propósito, tu meta, tu felicidad. Valiente, entregada y sorprendida, empiezas a caminar libremente, saboreando cada paso, cada logro, siendo tu, sin más. 

 

Atrás has dejado el miedo a crecer, a poner límites a tus acciones, a ser quién no deseas ser.

Atrás a ser la buena niña que cumplía para agradar.

Atrás el aprender a ser la mujer que a los otros les gusta ver.

Atrás el hacer por tener, sin ser.

Atrás el ejercer para darles a los otros el placer. 

 

¿Egoísmo o tu nueva realidad?

 

Sientes al fin, que puedes de nuevo quererte, y querer, sentirte y sentir. Desear una vida auténtica, presente, decidiendo en cada momento cómo la quieres vivir. Te atreves a crearte de nuevo, a crear la ilusión que fascina tu vida, y así tu mirada imperturbable y enamorada, se proyecta en ti.  

 

Por fin entiendes que todo empieza aquí. Así conectada, tranquila y relajada, te permites de nuevo descubrir. Descubrirte renovada, agradeciéndole a la vida todo lo que te quiera regalar, percibes tu eminente orden, y con él danzas tus rutinas, con delicados y sensuales movimientos, percibiendo la importancia de las pequeñas cosas.  

 

Así enamorada  te permites albergar un nuevo orden, el orden que amanece en ti y se vislumbra en cada rincón de tu hogar. 

 

Enamórate de ti, de tu hogar y de tu vida. 

 

 

@organitzart

El orden que cambia tu vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0