MI SAGRADA FAMILIA

 

 

¿Cuánt@s AMIG@S, de los que llamas DE VERDAD, puedes contar con los dedos de tus manos?

 

Finales de julio, y aún estaba acabando las reformas de mi nuevo, esperado, mágico y encantador nuevo hogar, el cual inicié hace ya año y medio. Primero esperé, paciente y insidiosamente a que los antiguos inquilinos lo des-okuparan, seguidamente aparece el Covid19 ansioso de paralizar al mundo, y evidentemente también el mio.

 

Casi un año de esperar, cultivar la paciencia, creer en mi y en los astros que estaban alineándose para poder compartir con quien más quiero mi espacio único, especial, asombroso y particular. 

 

Siento que estoy en construcción como la Sagrada Familia de Barcelona, templo extraordinario y máximo exponente de la arquitectura moderna. Y así estoy yo. Con un sentido innato de la vida y una gran capacidad recreativa e imaginativa, soñando con cada uno de los rincones que harán de mi piso, mi hogar. Un espacio lleno de nuevo encanto, atractivo y fascinación. Así mi obra maestra, reflejo de plenitud, moldeando todos los detalles que dan la belleza a tal espacio y lo hacen especial, único, alocado y vibrante. 

 

Mi casa, mi estilo de vida, mi ser, dotado de una fuerte intuición y capacidad creativa, plasma mi forma de sentir, de vivir, de querer, de entender que la vida va poniendo en orden todos los elementos que sencillamente necesitamos. No son tantos. La vida simple, potente, intensa y con la mirada del amor, me regala lo mejor que en ella podemos hallar; el amor propio y el amor por aquellos que más dan sentido a tu vida, l@s amig@s. Personas mágicas, asombrosas y particulares que te aportan todo cuanto necesitas. 

 

Ellas saben aportarte la dosis perfecta que complementa lo que precisas en cada instante de tu existencia. De forma sencilla, con amor, afecto, ternura y pasión, con chispa, y siempre a lo loco, te aportan la energía, la fuerza y el vigor para seguir construyendo las piezas de tu puzzle particular, tu biografía, tu VIDA. 

 

Así son las personas más importantes y deslumbrantes en mi vida, ellas hacen de mi existencia mi paraíso particular, ellas aportan el sentido completo, mis mejores risas compartidas, mis llantos más desesperados, encontrando el consuelo que el vacío quería afanarme en mis momentos de más oscuridad. Ell@s con su luz, con su claridad, me han arropado en cada uno de sus espectaculares abrazos.

 

Ell@s SON la abundancia que deseo sentir en mi, mi mayor riqueza, mis amores.

 

Y en este mágico caminar tan sólo puedo AGRADECEROS todo el impulso que esta vida demanda explorar. Sí, cada un@ de vosotr@s, grandes maestr@s de la VIDA, moldeáis mis momentos para que cada instante sea increíble.

 

Gracias por vuestro estado en presente constante, por carcajearnos junt@s de las idioteces y bebernos a grandes sorbos las tonterías que nos hacen grandes.

 

Gracias por transitar en el orden perfecto en cada episodio de mi Netflix particular. 

Gracias por vuestro apoyo, paciencia y esmero en quererme feliz.

Gracias por sentiros a lo GRANDE y siempre de forma incondicional. 

Gracias por creer en mi, en mis locuras, en mis proyectos, en mi forma de vivir y sentir.

Gracias por quererme tal como soy, y dejarme crecer tal como siento. 

 

Sencillamente y profundamente GRACIAS, sois mi perfecta SAGRADA FAMILIA !!!

 

Seguimos en construcción... YEAH !!

 

@organitzart

El orden que cambia tu vida. 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0