BIENVENIDA A TU MUNDO

 

¿Cuántas veces te has levantado decididamente a cambiar tu mundo?

 

A escoger un camino dónde reine tu paz interior y los acontecimientos se sucedan de forma consciente, con el tiempo necesario para poner el foco y la actitud que deseas para sentirte feliz. 

 

Con la simplicidad característica del "hasta aquí... a partir de ahora las cosas van a ser distintas", sientes como se repite una y otra vez el devenir del caos. Enervada, enfurecida en tus adentros, no das crédito a tu intermitente determinación para lograr tu anhelado objetivo.

 

Poner orden en tu vida, en tus acciones, es un trabajo que requiere hábitos y nuevas rutinas de organización. No se trata de esfuerzo y dureza, se trata de sentir la felicidad en tus pequeños actos y ser constante en tus inversiones de tiempo. Tener un armario de cine, donde tu ropa respira y se visualiza de forma práctica y bella es posible, y tu sabes que lo puedes crear. 

 

Cuando pones en orden tus cosas te estás poniendo en orden a ti misma, a tus rutinas, en tus hábitos que has decido domesticar para ser tu la líder de tus acciones. 

¿Has probado de escribir en un papel cuáles son tus deseos y qué cosas te hacen sentir reamente en paz y feliz?

 

Tus resultados forman parte de estar presente en tus hechos, dejarte llevar y sumergirte en esas actividades que te aportan magia y autenticidad. Quedarte anclada delante del televisor, o dejar pasar tu preciado tiempo en múltiples fotografías de instagram, donde se suceden la vida de los demás y te olvidas de vivir la tuya propia, sólo te aporta malestar y enfurecimiento. 

 

Quererte es un arte que hay que entrenar, tu, tu pequeño dragón, frecuentemente te distrae en variopintos pensamientos para llevarte al desierto y a la frustración. Vivir tu vida abundantemente de exitosos y gratificantes momentos, es una labor que sólo depende de ti. Un trabajo de colmena, donde todas las partes de tu mente y tu cuerpo deben labrar para el devenir de tus logros. 

 

El triunfo lo palpas en cada acción en que vences tu pensamiento tóxico y negativo que te retrae a hacer lo que contribuye a tu felicidad. La clave a tu control empieza por tu propia consciencia al dominio de tus pensamientos, ponerlos en orden es una tarea diaria y presente. 

 

Cultivar el arte de meditar, escribir cada mañana tus tres prioridades del día y agradecer al anochecer los acontecimientos vividos, desde la mirada del amor y la dicha, te aporta bienestar, consciencia y paz interior. 

 

¿Qué tres prioridades te marcas hoy?

 

@organitzart

El orden que cambia tu vida.

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0